Mensaje en una botella, el más antiguo del mundo

Aunque pueda parecer un cuento fantasioso de marineros borrachos de otros siglos, esta noticia es muy real, aunque nos recuerda que estas historias fueron auténticas y que realmente eso de los mensajes en botellas era muy tomado en serio por los navegantes de otras épocas, ya fueran naúfragos o tripulantes de un barco que surcaba los mares en busca de riqueza o camino a las colonias que los países europeos tenían por todo el mundo conocido.

La historia ha sucedido en Australia, hace unos meses, en enero de este año. Un matrimonio maduro había decidido pasar el día en la playa con su hijo y la novia de éste, y al querer entrar con el coche demasiado adentro hasta el mar, quedaron atascados entre la arena. Al bajarse para intentar sacar el coche, la mujer, Tonya, descubrió una botella antigua de ginebra medio enterrada, y la recogió pensando que sería una hermoso objeto para adornar su casa; se la dio a la novia de su hijo para que la guardara hasta que pudieran salir de ahí y regresar a su hogar, y no pensó más en ella hasta el día siguiente. Al observarla más de cerca, vio que no tenía tapa, y que dentro había un objeto que en un primer momento le pareció un cigarrillo; pero cuando lo examinaron, vieron que era un rollo de papel antiguo, que además tenía algo escrito.

El  mensaje estaba escrito en alemán, y gracias al marido de Tonya, Kim, que conocía un poco de ese idioma y se adentró en internet para hacer una búsqueda, descubrieron que databa de junio de 1886; eso lo convertía en el mensaje en botella más antiguo del mundo, y también supieron que seguramente fuera arrojado por la borda por alguien que viajaba en un barco llamado Paula, que escribió en el papel las coordenadas en las que se encontraba en el momento de arrojarlo.

A partir de ahí todo se vuelve un poco confuso. El Western Australian Museum confirmó la fecha y autenticidad de la nota, con lo cual se confirmaba su antigüedad; pero en los registros marítimos de esa época no figura el nombre del barco, y la única nave así tenía una ruta que no concuerda con las coordenadas encontradas en el mensaje. El misterio que rodea a este hallazgo tendrá que seguir siendo investigado, pero desde luego la vida de Tonya y Kim ya no volverá a ser la misma.